viernes, 11 de abril de 2008

LA RUPTURA DE ORÍGENES: LA VERSIÓN DE CINTIO VITIER. DOS DÉCIMAS DE GUILLÉN


No me ha interesado nunca hurgar entre rencillas, así que desconozco por completo las raíces de la desavenencia entre JRJ otros "poetas". Algo grave debió suceder en 1933 entre J. Guillén y JRJ, porque en la edición del 62 de Francisco Garfias de cartas escogidas de Juan Ramón, ya figuran tres "Telefonemas" de éste a Guillén, que paso a copiar:

Madrid, 24 junio 1933
Joge Guillén
Valladolid

Ruégole retire orijinal mío revista.
Juan Ramón Jiménez.


Madrid, 27 junio 1933
Jorge Guillén
Valladolid

Quedan hoy retirados trabajo y amistad.
Juan Ramón Jiménez.


Madrid, 27 junio 1933
Jorge Guillén
Valladolid

Las innecesarias explicaciones las tiene ya X.
Juan Ramón Jiménez.

Aunque muchos digan que era difícil tratarse con Juan Ramón, a mí me parece todo lo contrario, a la vista de sus cartas. Es increíble leer cómo le dice a Valle, a propósito de un libro que éste le había dedicado, Tirano Banderas, que consideraba esa obra menor y de la parte preciosista y amanerada de Valle, la que a él no le gustaba, al contrario que "Divinas Palabras", que le parecía una maravilla. Quiero decir que Juan Ramón siempre llamó a las cosas por su nombre, siempre las expresó directamente al interesado, sin esconderse y a las claras, y nunca quiso que esa actitud tan poco "política" fuera motivo de disgustos. A mí ese modo de proceder me parece sencillo, tal vez porque muchas veces también lo he hecho así; por eso mismo sé que eso que se pretende hacer por verdadera lealtad no siempre sienta bien. A menudo he repetido que seguir la corriente a alguien es un modo poco digno de despreciarlo. Y aunque lo he repetido tantas veces, nunca me ha servido de nada.
Siguiendo el hilo de la narración de Marcelo Uribe en la introducción a la edición facsímil de Orígenes, Juan Ramón escribió a Lezama:
Querido Lezama:
Jorge Guillén me atacó con sus décimas y nonas de Orígenes y en Orígenes le respondo. Es necesario desenmascarar a los traidores.
Suyo siempre,
J.R.J.
Relata después Marcelo Uribe:
Según Efraín Barradas, Juan Ramón Jiménez tomó la décima de Guillén "Desnuda Perfecta" como una crítica o parodia de "vino, primero, pura", famoso poema suyo.
Y transcribe la versión de los hechos que refiere Cintio Vitier:

"En cuanto a la ruptura entre Lezama y José Rodríguez Feo, es una enredada historia de la cual tengo la siguiente versión. Un día que celebrábamos una fiesta familiar -creo que era el cumpleaños de nuestro hijo Sergio-, Lezama nos dijo que estaba muy preocupado por la colaboración que Juan Ramón Jiménez había enviado para el número que proyectaba dedicar al centenario de Martí, ya que contenía duros ataques contra Vicente Aleixandre y Jorge Guillén, quienes eran también amigos nuestros. Recuerdo que comentó que este tipo de ataque no era propio del estilo de Orígenes y mucho menos en un número dedicado a Martí. Según nos dijo había escrito a Juan Ramón tratando de convencerlo de que enviara otra colaboración, y desde luego no publicaría aquellos ataques en el número dedicado a Martí, como así fue. Juan Ramón, sin embargo, se mostró intransigente y alegó que había sido ofendido desde las páginas de la revista y tenía derecho a responder. Resultó que, efectivamente, en un número anterior se había publicado una décima de Jorge Guillén en que ripostaba el juicio de Juan Ramón sobre los "poetas profesores". Como aquello estaba escrito, diríamos, en clave, no nos dimos cuenta. Lo que la décima venía a decir era que si algunos poetas se ganaban la vida trabajando como profesores, el que los criticaba, en cambio, vivía de su esposa, cuya voz se oía al final de la décima diciendo: "No te canses, amor". (Por otra parte, aunque no en Orígenes, Aleixandre había declarado que toda poesía "esquisita" era una poesía "mutilada"...)
"[...] Nos expresó [Lezama] además que antes de salir Rodríguez Feo de viaje al extranjero, había revisado deprisa los materiales del número siguiente y nada objetó. Sin embargo, al regresar Rodríguez Feo de España, donde supongo que estrechó su amistad con Aleixandre y Guillén, y encontrarse con el número 34 de Orígenes, en el que se incluían los referidos ataques, le exigió a Lezama una retractación pública que él desde luego no aceptó. Entraron así en conflicto y se separaron.
"[...] Aunque ciertamente no nos pareció "correctísima" la andanada de Juan Ramón contra Aleixandre (como tampoco lo fueron las de Quevedo, Lope y Góngora entre sí), cerramos filas junto a Lezama, a quien lo que le pareció "correctísima", según dice en la "advertencia" del número 35, fue la "publicación de dicho texto. Nuestra participación desde ese momento se hizo más importante, directa y sustancial."

Bien, para terminar, copio las dos décimas citadas de Jorge Guillén, publicadas en el número 31 de Orígenes, bajo el título común de "Epigramas", junto con otras nueve:

DESNUDA PERFECTA
¿Toda luz no espera elegancia,
No exige forma a tanta vida?
Que los alfileres de Francia
Preparen la Venus vestida.
Cheques firme, por tanto, Creso
Para que el régimen de exceso
Transforme en pulcritud el mal
A que un demonio le condujo.
¿Conformar a Venus es lujo
-O la creación capital?

"LOS POETAS PROFESORES"
¿Y qué? ¿Usted me querría
Genial ignaro? ¡Por Dios!
Sostengo mi día al borde
Mismo de la vocación
Sin negocio que me anule,
Sin ocio en que impere yo
Como altanero parásito
De... No te canses, amor.
Trabajar también ahonda
La vida: mi inspiración.

5 comentarios:

Prado dijo...

Ni hurgue nunca ud. en rencillas, sólo bajezas encontrará! Anímole a ud. en vez a ocuparse de algo mucho más productivo: desenmascarar traidores! Desnudarles, proféticamente. De igual manera lo hace bien, trayendo de entre la bruma al verdadero JRJ. Admírole, siempre, su lealtad.

Maykel dijo...

Me parece que para ser quien era, Juan Ramón le ortorgó demasiada importancia a estos juegos. Se lo tomó muy a pecho. Ahora, sí me parece que Cernuda dio un bajo golpe al atacarlo post mortem. En cuánto a Guillén, me pregunto por las razones de su rivalidad. No quiero pensar en algo simple. ¿Sería que admiraba en exceso -entiéndase envidiaba- a JRJ y no se atrevía abiertamente a asumirlo?
Juan Ramón de cualquier forma demostró que le "dolía". "Crítica paralela" es un texto que me ha encantado y te agradezco a ti, Fmesmenota, que haya podido leerlo. Lo que me apena es que en esta rencilla de poetas haya perdido Orígenes y por consiguiente, la poesía.

Animal de Fondo dijo...

Gracias por sus palabras, Julio Roberto. Me anima lo que me dice de traer de entre la bruma a Juan Ramón; y me hace falta el ánimo porque me está pesando la carga, no me encuentro cómodo en estos trabajos. ¡Gracias!
Maykel: me parece que Juan Ramón se lo tomaba muy a pecho todo. Gracias a eso tenemos la inmensidad de su obra, y también tantas cosas que le hicieron sufrir y que seguramente también hicieron sufrir a otros. Si él mismo dijo y repitió que escribía "para la inmensa minoría", ¿por qué no se habrá limitado a no hacerle caso quien no lo es?

elisaarraiz dijo...

Esta semana tuve la oportunidad de hablar con Cintio Vitier en La Habana y me refirió textualmente esta anécdota. La conclusión fue que, aunque significó el fin de Orígenes, el aporte de JRJ a la poesía cubana fue de tal magnitud que ellos aceptaron este fin como un tributo. Así mismo al genio, así mismo me lo expresó con mucha emoción. Siento que tengo que compartir el momento con usted.
Elisa Arráiz Lucca
Caracas, Venezuela

Animal de Fondo dijo...

Muchísimas gracias, Elisa, por el detalle tan hermoso de compartir con nosotros su conversación con Cintio Vitier. Qué suerte viajar a la Habana en estos momentos, tan importantes para todos, para Cuba, para Venezuela y para la humanidad. Y sí, cuando pueda quiero profundizar más en esa aportación de Juan Ramón, que yo sospecho que trasladó hasta Cuba la tradición que consigo llevaba.
Es una suerte y un placer tenerla por aquí. En este modesto blog se da cita un círculo de amigos que comenzamos relacionándonos a través de la literatura y creo que ahora somos algo más; tal vez un círculo de afectos; así lo siento. Desde luego está invitada; siempre será un placer verla por aquí, desde esa Venezuela cuya evolución tanto me interesa y me apasiona.