domingo, 17 de febrero de 2008

OPERACIÓN VERDAD


Así parece llamarse uno de los combates en los que están empeñados alumnos de la Facultad de Informática de la Universidad de la Habana. Sencillamente, como modesta colaboración a esa operación, quiero señalar la página donde se puede ver la reunión de Ricardo Alarcón con los estudiantes cubanos, completa. Creo que viéndola, aunque es larga, se obtiene una conclusión muy diferente de la que hace pocas fechas nos mostraron nuestros medios de comunicación.
Cuando era joven escuché machaconamente que leer los periódicos era signo de cultura. Hace muchos años que no lo creo; es más, creo que lo justo sería que los editores de dichos periódicos pagaran  a los lectores por leer, ya que leer periódicos es prestar en manos ajenas (y casi siempre mal intencionadas) el propio cerebro, la propia atención, con grave riesgo, a veces, de salir perdiendo libertad personal en la aventura. Así que creo que leer periódicos o ver los informativos de la televisión es más bien prueba de ingenuidad que de cultura. Para saber lo que pasa en el mundo, tal vez sea mejor empezar por Plutarco.
En cualquier caso, para quien tenga tiempo y ganas, 
 
La encontré vía cubaizquierda

5 comentarios:

Nome Digas dijo...

Totalemnete de acuerdo. Aunque los medios de comunicación se presentan con la careta de que son un servicio público, cada cada día que pasa es más evidente que son unas empresas dedicadas a crear opnión, a buscar influencias, a introducir lobbies y en definitiva a vender un producto con la intención de ganar dinero.

Un saludo desde el norte

NORMA ASCENCIO dijo...

concuerdo... yo hace años deje de ver noticieros, en parte por que me deprimian, y además por que la "información" esta tan filtrada, tan manipulada que eso deprime mas que las noticias mismas.

un abrazo!

Maykel González Vivero dijo...

FMESMENOTA, este caso ha sido ciertamente manipulado. Mi hermana estudia en la UCI y pudo ofrecerme una versión de primera mano que ahora he completado con estos videos. Lo que sucede también es que no tenemos costumbre de asistir a intercambios tan directos y transparentes entre el gobierno y un sector subalterno como son los estudiantes.
La prensa cubana por su parte sólo aludió al caso muy tangencialmente sin ofrecer una visión clara del suceso. Manifestó juicios sobre la tergiversación mediática, pero curiosamente, no abordó el asunto en sus detalles, que es algo que nos hubiera esclarecido mucho a los propios cubanos.

Yolanda Molina Pérez dijo...

Aunque periodista no dejo de reconocer que lamentablemente los medios de prensa ofrecen visiones parciales de los hechos, unas veces por desconocimiento, otras por cesura y no pocas por incapacidad de los propios redactores, sin embargo valorar varias fuentes es actualmente el primer paso para poder descartar la hojarasca y centrarse en lo que presumiblemente sea la verdad, el tema de la UCI, ha sido ampliamente comentado en Cuba, aún sin que se hayan publicado versiones oficiales, siempre he pensado que esta isla es la cuna de la teoría del rumor...¡mira que a los cubanos nos gusta el chisme!, justamente desde el año pasado Raúl se pronunció acerca de
las prohibiciones y dejó en claro la voluntad de legalizar muchas de estas que ya están fuera de contexto, pero bueno el tema tien demasiadas aristas y creo que una blog monotemática no alcanzaría aún, saludos Yolanda

FMESMENOTA dijo...

Nome digas: Somos los únicos que vemos la situación desde España, así que, por lo menos con respecto a la prensa de aquí, me alegro de que compartamos la opinión. Un saludo cordial también para ti.

Nor: Me alegro de verte de nuevo. Es verdad que el hecho de que se porten tan mal es lo peor. Ya me enteré de la varicela, así que cuida mucho a Patro, que está super precioso.

Maykel y Yolanda: Os contesto a los dos al tiempo. Estoy de acuerdo con lo que dice Alarcón de que ojalá todos los cubanos pudieran viajar al exterior y verlo con sus propios ojos y que eso sería lo más positivo para la revolución. No obstante, tal vez eso pueda hacerse con la ayuda de internet; es difícil, pero no estaría mal que pusiéramos nuestro granito de arena.
Hoy, por ejemplo, se ha conocido la carta de Fidel diciendo que no aceptará ser Comandante en Jefe. Pues quien ha salido opinando por las televisiones no ha sido el embajador de Cuba; tampoco el embajador de Estados Unidos; tampoco ningún dirigente cubano; tampoco ningún personaje de Miami. No, las personas que han pensado las televisiones que son más representativas para explicar a la población el hecho y para hacer un análisis político son los cuatro cubanos que salieron de la cárcel hace cinco o seis días y que acaban de llegar a España; eso es aquí información objetiva y depurada.
Un abrazo a los dos y gracias.