martes, 4 de marzo de 2008

BUSCANDO LIBROS DE MARÍA ZAMBRANO


A propósito de un artículo de Maykel González Vivero sobre María Zambrano, he visitado tres librerías a la busca de sus libros. No me he dirigido directamente a internet porque no la conozco como escritora y me apetecía echar un vistazo antes de comprar. La verdad es que en una de las librerías conseguí "El hombre y lo divino", pero, desgraciadamente, parece ser que no lo entiendo.
Aprovechando el viaje, me interesé por Lezama Lima (por Cintio Vitier, ni se me pasó por la cabeza). Nada, por supuesto, absolutamente nada. Diré que entre las tres librerías se acumulaba un total de más de veinte mil libros, estoy seguro. Es difícil precisar, y me equivocaré tal vez en un cien por cien, pero el caso es que he visto miles y miles de libros.
Y de esos veinte mil libros, la mitad, para ser caritativo, están en una página que descubrí hace tiempo en internet. Al parecer, los antiguos fondos de librería, clásicos griegos, latinos, siglo de oro, etc, es más rentable destruirlos y volverlos a imprimir a la demanda. 
Bueno, la página es esta:
La verdad es que conocerla es un ahorro.

8 comentarios:

dixi dijo...

jajaja, buenísimo, me encanta, estoy deseando conocer mi historia....
En cuanto a Maria Zambrano no he tenido la ocasion de conocer su obra.
Un abrazo

dixi dijo...

vaya!!! jajaja soy la subdirectora de la súper secreta Agencia Municipal de Vendedores de Fruta Fresca (AMVFF)

Jueves dijo...

Yo tampoco he leído a María Zambrano... aunque siendo adolescente llevava una foto de sus manos viejitas en mi carpeta... Le hicieron una entrevista en El País supongo que no mucho antes de morir...
Os cuento la excusa de por qué no la he leído: mi profesora de COU (que enamoraba hasta al último pupitre) nos comentó un día que andaba con un libro suyo y que no lograba comprenderlo... Y sentenció: hay escritoras que a los setenta solo escriben para quienes hayan vivido, al menos, otros setenta...
Yo me quedé tan contenta, pues anda que no me quedaba a mí todavía para aquel horizonte... No me di la oportunidad de pensar que probablemente también escribió a los treinta y cinco y que ahora ya tendría que ser el momento de acercarme aunque fuera disimulando a una obra que muchos elogian, supongo que con motivos sobrados...

En fin, que no la he leído porque no he querido (?), o no...
Gracias, Fmesmenota y Maykel, por hacerme mejor... Leeros me hace mejor, estoy convencida. ¿Pruebo con la Zambrano? Ay...

Por cierto, se rodó una película sobre la vida y obra de esta mujer, que titularon "María querida"... ¡Qué rollo! Sé que la he visto y sé también que me pareció un desastre, a pesar de Pilar Bardem y otros cuantos buenos actores, que lo son pero no esa vez... De todas formas, no os fiéis mucho de mi memoria, no hace falta que os recuerde que me nazco cada día...

Y ya. Siento no poder enriquecer más el encuentro... Sin embargo, ¡me gusta pasearme por aquí!

¡Que tengáis una buema semana!

Jueves dijo...

¡Qué trabajera el pobre Maykel!... Menos mal que estoy segura que el final será feliz... ¡Los buenos nunca se mueren! (Casi nunca...)

Qué risa...

FMESMENOTA dijo...

Jueves, el problema es que cada vez que se le da al enlace sale un libro distinto. Buena semana para ti también!

Jueves dijo...

Sí, ya me había dado cuenta, por eso lo decía... ¿Cuántos misterios tendrá que resolver nuestro amigo cubano?...
Era solo una broma... ;)

Maykel González Vivero dijo...

Fmesmenota, creo que te encantará la correspondencia entre María Zambrano y Lezama. Es el testimonio de una perenne cercanía, más que de una amistad. Son páginas que he disfrutado mucho. Tienes mi aval para comprar si ese vendedor que me dices todavía la tiene.
Jueves, jaja...
el final será feliz e inevitable. Es que cuando uno se pone en marcha, siempre llega a la meta; es así, ya verás.

Maykel González Vivero dijo...

Me encantan las sencillas ecuaciones de Dan Brown, jajajaja... Por simples, porque el final ya se sabe.
Lo mejor es que taxista, violinista, o científico, siempre me toca desentrañar el misterio en las "vidrieras de Sagua la Grande". Y está previsto que así sea.
Y ahora soy el Sherlock Holmes de la pintura flamenca, ¿quién lo duda?